Son más los sectores a nivel mundial que se suman al consumo eficiente y ecológico en todos los ámbitos, beneficiando no solo al planeta sino al resto de los involucrados en las actividades relacionadas, tal y como es el caso de los hospitales del grupo Hospiten de Luis Cobiella Pedro, quienes han introducido la alimentación ecológica con fin de brindar un servicio de calidad, adaptado a las necesidades de los pacientes, al mismo tiempo siendo cuidadosos con el ambiente y las actividades de donde proviene la materia prima. La alimentación de una persona internada puede influir en su proceso de recuperación.

En el Hospital Universitario Cruces en Vizcaya, se ha puesto en marcha este tipo de programa también, donde se elaboran todas las comidas de los pacientes con productos orgánicos, ofreciendo un menú ecológico para el resto de los visitantes y del personal allí labora. El movimiento de alimentación ecológica en centros sanitarios comenzó en el país Vasco siendo coordinada por el Equipo de Mejora Ambiental del Hospital, quienes se han encargado de programar numerosas actividades relacionadas con el Día Mundial del Medio Ambiente, donde se puede destacar la realización de un menú ecológico, además de tener 80 dietas diferentes adaptadas a las diferentes patologías y restricciones que pueden tener los pacientes.

Todas las comidas realizadas a partir de este programa tienen en su totalidad ingredientes de productores locales ubicados alrededor del centro médico, donde la gran mayoría cuenta con los certificados ecológicos, ayudando también con la economía de la región. La comida sigue rigurosos procesos de preparación dependiendo de las necesidades de los pacientes, estas incluyen una modificación en las rutinas de trabajo para el personal.

Dentro de los criterios que se utilizaron para la preparación de los menús por parte del hospital, se cuenta con la colaboración del servicio de dietética, con los que se pueden elaborar platillos tradicionales con productos naturales y ecológicos, producidos por operadores locales. Esta iniciativa, desde los ojos de los productores,  es un paso importante dentro del sector, especialmente cuando se trata de la diversificación a centros hospitalarios, ya que los pacientes deberían consumir alimentos de la mejor calidad posible, ayudando en una pronta recuperación.

En algunos hospitales que han implementado este movimiento, tienen una alimentación de primera calidad en todo momento, a la cual se le presta el mayor cuidado en la realización sin importar el área en la que se encuentren internadas las personas, por lo que puede representar un reto el incluir alimentos orgánicos de forma habitual en la dieta de las personas.

Son muchas las variedades y opciones con las que se cuenta a la hora de la elaboración de los menús ecológicos en los hospitales, por lo que el equipo está en constante investigación de las nuevas formas para su preparación, incluyendo los productos locales que se encuentran en temporada, y que en definitiva ayudan en la recuperación de los pacientes, fortaleciendo su parte nutricional y al mismo tiempo sirviendo como una forma de educar a los pacientes y sus familiares sobre la importancia de la calidad de los alimentos en la dieta diaria.

Leave a Reply