Empleando la misma arena que se encuentra en los refugios, la compañía dedicada a la construcción de andamios Pilosio Building Peace, bajo la aprobación de su gerente general Darío Roustayan y en compañía de los arquitectos Cameron Sinclair y Pouya Khazaeli, desarrollan RE:Build, que consiste en un ingenioso sistema constructivo dedicado a levantar estructuras confortables, funcionales y seguras para los campos de niños refugiados en Jordania, con el objetivo de poder asegurar la educación de todos los menores de 18 años encontrados en el lugar.

Este grandioso sistema permite llevar a cabo la construcción de edificios temporales de excelente calidad por medio de la unión de paneles formados por rejillas y andamios, que luego de ser ensamblados se rellenan con la misma arena que pisan a diario, así es posible crear interiores aislados sin la necesidad de invertir una gran suma de dinero. Actualmente ya son dos las escuelas construidas con dicha técnica siendo totalmente operativas.

RE:Build, es un programa centrado en la construcción de espacios seguros para que los niños del refugio sean capaces de crecer en completa salud, desarrollar sus actividades a lo largo del día y además recibir la educación necesaria con la formación básica que requiere todo niño. El proyecto consiste en un marco básico para levantar de manera sencilla y rápida numerosas escuelas, combinando materiales naturales como la arena junto a elementos de construcción como lo son los andamios, y lo mejor es que en este proyecto se cuenta con las manos de los padres refugiados, quienes desde sus inicios están involucrados con estos nuevos planteles educativos ideados para sus pequeños. Con la contribución de los ciudadanos es posible que las estructuras sean de montaje rápido, simple e intuitivo, y permite a sus habitantes sentirse responsables del futuro de sus niños.

Por otra parte, la arena es el mejor aislante natural y además es una pieza fundamental en la cultura Siria, por lo tanto, estas construcciones además de ser sumamente económicas, representan parte de la cultura de las familias aisladas del terrorismo. De esta forma, se cumple la idea principal de este proyecto que es utilizar la tierra que se encuentra bajo sus propios pies para construir el camino de todos estos pequeños al rellenar todos los marcos utilizados para los muros. Además de ello, los paneles de techo construidos con tierra, son capaces de actuar como “zonas vivas” dedicadas a la producción de comestibles, cuyo método se compagina perfectamente con el clima local y es capaz de proveer un ciclo de vida natural incapaz de significar un contaminante para este espacio.

Leave a Reply