En toda institución, empresa, tienda un otro lugar donde se maneja personal, lo más importante y que define el éxito es que su personal pueda llegar a tener la motivación necesaria de parte del dueño de la misma ya que esto los llevará a efectuar un trabajo los suficientemente eficaz, un principio que tiene muy claro Dario Roustayan, quien es gerente de la empresa de construcción Pilosio y lo aplica con su personal de trabajo. Por lo tanto se requiere que las empresas cuenten con un manual de normas con el que se pueda manejar el personal de forma adecuada, donde se especifiquen de manera sencilla las funciones que cada quien debe realizar en sus respectivos puestos.

Generalmente el éxito de toda empresa, viene dado por la forma en cómo se entrena y desempeña el personal. Siempre se debe tomar en cuenta que cada individuo perteneciente a las diferentes  corporaciones, manejan su propio concepto de su trabajo y por ende, su propia manera de pensar y actuar. Esta es la razón por la que se hace indispensable que los responsables del personal esté al tanto de dichas diferencias, y de esta forma evitar conflictos para saber la manera idónea de motivar a todos los que tienen a cargo con la finalidad de alcanzar un mayor éxito en lo que respecta a las actividades propias de cada cargo.

La empresa se encuentra en el deber de contribuir con el bienestar de los empleados ya que esto es una de las prioridades de toda empresa u organización. Así mismo, no solo se aumenta la satisfacción del trabajador, sino que se convierte en su motivación, activando la productividad y, en pro de la empresa. De la misma forma, las empresas no pueden dirigirse eficientemente por sí solas, las mismas deben contar con jefaturas para lograr delegar actividades y que las metas se alcancen a través de otros, por lo que la ciencia de ser jefe debe tener sus bases en saber dar órdenes y para ello se deben tomar en cuenta algunos de los siguientes factores:  

  • Debe existir un equilibrio favorable tanto para el trabajo como para la vida familiar.
  • Exaltar de manera constante una mejora del ambiente de trabajo y de sus espacios.
  • Estimular el alcance de las metas como objetivos primordiales.
  • Siempre gratificar aunque sea de manera verbal, el desempeño positivo del personal.
  • Evolución continua y aprendizaje actualizado.
  • El secreto de las empresas exitosas es mantener un buen  ambiente de trabajo.
  • Mantener activa la participación de cada empleado.
  • Otorgar beneficios alimentarios.
  • Estimular la buena salud personal y laboral.
  • Finalmente y no menos importante,  se debe implicar a todos los miembros de la organización para que promuevan la salud y el y por ende su bienestar, ya que esto ayudará al desarrollo mental del mismo y como consecuencia se incrementará  la productividad tanto individual como colectiva.

Como conclusión, se podría decir que el trabajo está conformado como una parte esencial del proyecto de vida de las personas en su mayoría,  y para alcanzar las metas del mismo, hay que dedicarle gran cantidad de tiempo, esfuerzo, energía, dedicación y hasta muchas veces años de estudio y preparación.

Leave a Reply